Negadora Colombia

March 2, 2018

Hola Angie & Vir, soy María,  tengo 22 años y soy de Colombia. Conocí a mi ex innombrable cuando tenía 13 años, mi familia se mudó de ciudad y con eso empecé una nueva vida, él iba a mi nuevo colegio.

 

Nuestra relación comenzó como un juego de niños, nos veíamos y no podíamos evitar sentir nervios, el me componía canciones y yo le abría las puertas de mi corazón, casa y familia.  Poco a poco se fue convirtiendo en un hijo má para mis papas y un hermano más para mis hermanos, estábamos juntos siempre en el colegio y casi todos los días después de clase, los fines de semana estábamos en mi casa de viernes a domingo y no nos cansábamos el uno del otro. Era una relación inmadura en la que los celos y el ser posesivos nos tenían en una burbuja apartados del mundo pero para ese entonces no había problema alguno (o así lo queríamos ver).

Conforme el tiempo fue pasando me fui dando cuenta de que la madre de el me odiaba a tal punto que tenían discusiones muy fuertes en la que Jorge uía de su casa y venía a quedarse en la mía. Sus amigos empezaron a crecer y él no se quedaba atrás , yo sí, yo no me hacía a la idea de empezar a ir de fiesta con amigas, beber alcohol y todas las cosas que haces cuando va pasando el tiempo y quieres ser cool.

Llevábamos 3 años de relación cuando un sábado al notar que venía con una actitud rara, decidí ponerlo a prueba.

Le pedí a una amiga que lo coqueteara por mensaje y me enviara una captura de pantalla con su reacción, me lleve una sorpresa cuando v que él  le negaba a m amiga tener novia cuando en ese preciso momento estábamos tomados de la mano en el cine, pero no fui capaz de enfrentarlo y lo deje pasar, no me veía sin el, era mi familia.

El lunes, no fui a clase porque algo que comí el domingo me había hecho mal, el no sabia nada y yo estaba esperando que me hablara para saber cómo estaba y por que no había ido, espere hasta las 11 de la mañana cuando por fin me llego su mensaje, solo que esta vez...no decía lo que yo esperaba.

Lo recuerdo perfecto " maria, es mejor que dejemos las cosas hasta acá" y 3 segundos después cambió la foto que tenía conmigo y me borró de su nickname. Yo no lo podía creer, sentí como el mundo se me venía encima, 3 años de noviazgo, de promesas, de amor en un simple mensaje sin explicación.

 

No dije nada y al día siguiente fui al colegio. Cuando llegue ya muchas personas sabían, sentía las miradas sobre mi, todo el colegio sabia de nuestro noviazgo porque éramos "la parejita perfecta"

 

Recuerdo haberlo visto en un grupo hablando con sus amigos, me acerque y le dije que si podíamos hablar a lo que me contestó que el no tenia nada que hablar conmigo, todos se miraron y uno de ellos intentó ayudarme diciéndole que no tenía que tratarme mal, que habíamos durado mucho tiempo como para ningunearme así, a el... No le importo.

 

En el almuerzo lo busqué de nuevo y le pedí que me explicara qué había pasado. Él solo decía que era lo mejor, que él no me quería hacer daño y que sentía que tenía que vivir otras cosas, yo, le pedía que no pensara por mi, que me dejara elegir y que no terminara todo así. Sonó la campana y tuvimos que entrar a clase. No se si somatice demasiado o qué pero 20 minutos después me desmayé.

Cuando desperté, me di cuenta de que Jorge al verme por la ventana del aula salio corriendo de su clase sin autorización y estaba ahí, agarrandome la mano, llorando pidiéndome perdón.... Ese perdón le duró una tarde, estuve 3 días hospitalizada por intoxicación, él nunca apareció.

 

Pasaron los días, yo tenía que cargar con las miradas y susurro de las personas en el colegio, las chicas que me odiaban habían inventado que Jorge me había dejado porque estaba embarazada y a eso se debía mi desmayo, lo que ellas no sabían era que tenía un pacto de llegar virgen al matrimonio y en 3 años nunca había estado con él. Pacto que me iba a durar muy poco...

Jorge me había dicho: María, el problema es que tu nunca me serviste como mujer, y yo ya quiero experimentar cosas nuevas.

 

Esas palabras rondaban en mi mente, lo hicieron desde que me las dijo hasta 4 días después, cuando me encontraba desnuda sobre Jorge diciéndole que si ahora si íbamos a poder estar juntos.

 

Ya se, que estúpida, estuve con el con la esperanza de que eso podía retenerlo pero no fue así, dos semanas después me estaba enterando que Jorge estaba de novio y siempre buscaba la forma de que yo me diera cuenta de lo feliz que estaba siendo.

 

Me sumergí en una depresión tremenda, todos los días llegaba a mi casa llorando.

Unos días después, mi papá me sorprendió con un viaje a Panamá para mi y para mi mejor amiga, sabía que un viaje me iba a ayudar a reencontrarme y no estaba equivocado.

Cuando volví , estaba renovada y las personas lo notaban, poco a poco fui empezando a hablar con nuevos compañeros hasta hacerme su amiga, deje de estar tan sola y empecé a salir más.

Como era de esperarse llegó el día en el que coincidimos en una fiesta claramente afuera del colegio, donde estaba protegida... Tenía mucho miedo, llegue y no pude evitar verlo al fondo con su novia, no aguante y me fui.

Llegue a casa con 5 amigos, uno de ellos propuso pedir algo de alcohol y seguirla ahí , era la primera vez que iba a probarlo, y como era de esperarse, el alcohol y el despecho no van de la mano.

 

Lo último que recuerdo es a mi hermano mayor preguntándole a todos que me habían dado, yo, en una esquina vomitando .

 

Al día siguiente me di cuenta de lo que había pasado, tenía todo un chat con Jorge en mi celular. Tenía un mensaje de él que decía -” ¿por qué te fuiste? Te daba miedo Ver que ahora estoy con una mujer y no con una nena? Que mal que hacerte la zorra no te funciono"

Pensé que todo había quedado ahí, pero al levantarme de la cama me di cuenta que estaba rodeada por cartas rotas, ositos de peluche sin relleno, le mande foto de todo roto, quemado y dañado nos dijimos cosas muy fuertes que a la larga demostraba que estábamos muertos el uno por el otro.

 

Llegó el lunes y como era de esperarse jorge me busco, ese día algo había cambiado, ese día era yo la que después de tantos excesos no podía más, él no dejaba de decirme que lo intentaramos de nuevo, que no sabía por qué se había portado así, yo por mi parte agarre mis cosas y me fui con un no que al darme vuelta me hizo quebrar en un llanto que el jamas supo que derrame.

 

Se acabó el año escolar y no supimos nada el uno del otro, ya solo quedaba el último año y todo terminaría, yo me iría a estudiar a Argentina y el seguiría también con sus planes.

 

Lo que no estaba en mis planes era que al verlo después de dos meses sin saber de él, por dentro todo se iba a volver a mezclar... Fue inevitable, una cosa llevó a la otra y ahí estaba yo, cada vez que jorge tenía ganas ahí estaba yo entrando y saliendo

de un telo. El seguía con su novia y yo con el corazón como nunca, jugando con pibes a los que sabía que nunca iba a poder querer. Me ponía de novia y no me duraba ni 15 días la mentira.

 

Empecé a salir con el mejor amigo de jorge y me enganche de una forma que nunca lo había hecho y no me refiero a que estaba enamorada, me refiero a esa sensación de venganza, el no sabia y nunca se iba a enterar, pero yo SI lo sabía y para mi eso era un éxtasis, sentía que tenía el poder ,sentía que estaba haciendo todo lo que él nunca espero de mi, sentía que ahora él tenía que estar del otro lado.

 

Se veía venir que jorge sospechara cosas y yo  en  el fondo de mi corazón sentía la necesidad de que de alguna forma tuviera una sospecha que no lo dejara en paz hasta que...llegó mi momento.

Estaba por finalizar el año, el seguía de novio con la chica de siempre, nos seguíamos viendo en ocasiones por fuera del colegio y yo seguía saliendo con su mejor amigo.

 

Un sábado, como cualquier otro, jorge me preguntó  si nos podíamos ver en el lugar de siempre, accedí, recuerdo perfecto que ese día para jorge , era una tarde mas, para mi,era la última vez que iba a estar con el. Lo hacía por mí, tenía que soltar, no podía seguir con una situación que me dañaba tanto por dentro. Llegue al lugar y ahí estaba él, todo se sentía diferente, mirarlo a los ojos y saber que nunca más íbamos a estar así de cerca, sentirlo, tocarlo... Se me salían las lágrimas solas y ahí él  también lo entendió..  Se largo a llorar e hicimos el amor... Si... No tuvimos sexo como todas las otras veces... Esta vez por primera vez en mi vida, hice el amor.

 

Cuándo todo termino, fue mi momento de decirle que esta vez era él quien no me servía como hombre, pero desde otro lado y uds negadoras, saben a lo que me refiero.

 

El 8 de febrero del año nuevo, estaba en el aeropuerto por subir a un avión que me alejaría de todo y me regalaría mi nuevo comienzo, a punto de embarcar recibí un mensaje de el, donde me deseaba suerte y me decía que iba a ser la mejor psicóloga del mundo.

 

Pasó el tiempo y todo marchaba muy bien en argentina  ya había armado mi grupo de amigas, la facultad iba muy bien, vivir sola era algo nuevo pero que me estaba gustando mucho... En general todo bien.

 

Una noche de viernes, teníamos un cumpleaños de un chico de la facultad, en mi grupo de amigas habían 3 colombianas y como nuestras culturas son muy diferentes, ese día ninguna quería ir a un boliche, todas queríamos fiesta colombiana, llena de salsa, merengue y vallenato. Fue así como llegamos a un lugar nuevo de fiesta latina, ahí conocí a….. Lo vi bailar a lo lejos y literalmente atravesé el boliche para que él también me pudiera ver... Poco a poco nuestros grupos se fueron acercando hasta que me sacó a bailar, intercambiamos números y empezamos a hablar todos los días

.

Llevábamos dos meses saliendo cuando el radar del ex innombrable se prendió, lo diferente fue que esta vez no fue a jorge, sino su madre ...si,si la misma que me odiaba. Fue una conversación muy bizarra, ella me contaba que su hijo estaba de novio con una nueva chica , que también se llamaba María y que a ella no le gustaba nada... Me contó que cuando él le habló de ella (la novia nueva) le dijo que le gustaba por que le recordaba como era estar conmigo, y que ella (la madre) en esta ocasión tenía que hacer de "cupido" y unirnos por que no podía entender cómo su hijo me buscaba a mi en otra persona, cuando yo estaba ahí todavía en sus "posibilidades", se ofreció a que si yo estaba de acuerdo,a pagarle  el boleto de avión destino a buenos aires al hijo para que habláramos y pudiéramos sanar y seguir adelante con nuestro amor.

 

No les voy a negar, me movió muchas cosas por dentro, pero nunca en toda la conversación con ella, pude sacar de mi mente a cuando vi por primera vez a Daniel bailando en ese lugar.

 

Llegaron las vacaciones de diciembre y por 3 años (cada diciembre volvía a Colombia) jorge me seguía buscando, en cuanto se enteraba que había vuelto, hacia lo posible por que coincidamos en el mismo lugar, solo que esta vez yo ya no quería coincidir.

 

Hoy llevo 3 años de relación con el chico que vi esa vez bailando, tenemos una relación increíble llena de amor el uno por el otro pero sobre todo amor propio, he aprendido muchas cosas, entre esas, que muchas  veces lloramos e intentamos forzar situaciones cuando en realidad la vida ya tiene un futuro planeado para cada una y mucho mejor de lo que podemos pensar, nadie se imagina que una Colombiana se va a ir a Argentina y en lugar de salir con chicos Argentinos (que tienen fama de lindos en toda latinoamérica) se va a conocer con un Colombiano en una fiesta colombiana en plena noche porteña.

Este año volví a mi país, y Jorge me busco, la diferencia es que quería contarme que va a ser papa y la otra diferencia es que a mi ya me dejo importar

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

March 29, 2019

September 21, 2018

September 14, 2018

May 31, 2018

March 2, 2018

January 31, 2018

January 5, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Más historias...
  • Facebook
  • Instagram
  • Spotify
  • @AngieSammartino
  • Fanpage AngieSammartino
  • Canal Angie Sammartino
  • Twitter @AngieSammartino

ANGIE SAMMARTINO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS